Viaje por la isla de Gran Bretaña (12º y 13º día)

Londres - Madrid (12º día)

Llegó el final de nuestro viaje por esta maravillosa isla.

Nuestro vuelo hacia España salía por la tarde por lo que aún nos dio tiempo para hacer otra pequeña excursión por la ciudad.

Desayunamos temprano en el hotel y bajamos las maletas a la consigna donde permanecerían hasta que las recogiéramos cuando nos vinieran a buscar para llevarnos al aeropuerto.

Cogimos el metro hasta Covent Garden station, en James Street donde pudimos disfrutar de los decorados reales que se usaron para la película "My Fair Lady": la plaza y el mercado de las flores que hoy en día no es de flores precisamente sino de tiendas de moda y cafés de estilo victoriano.


También pudimos admirar la sede de las compañías de la Royal Opera y el Royal Ballet: la Royal Opera House.

Volvimos a coger el metro hasta Brompton Road, en el barrio lujoso de Knighsbridge, donde se encuentra los famosos almacenes Harrods de visita obligada aunque no vayas a comprar nada.

Nosotros, aparte de visitar el mausoleo de Lady Di, nos pasamos por la pastelería y compramos unos pastelitos salados de los que hicimos buena cuenta en la calle de al lado, sentados en un banco.



Cogimos el metro hasta la City, la parte más antigua de la capital y hoy centro financiero donde se encuentra la Catedral de San Paul.
No pudimos entrar porque se celebraba un oficio religioso pero sí pudimos admirar exteriormente la edificación romana, barroca y renacentista del arquitecto Christopher Wren.




Por última vez, cogimos el metro que nos llevo a las inmediaciones de nuestro hotel donde comimos tranquilamente en una pizzería cercana.

Nuestro avión salía a las 18.10 y con dos horas de antelación nos llevaron a la terminal del aeropuerto de Heatrow justo a tiempo de no mojarnos porque en el preciso momento que entrabamos por la puerta cayó una verdadera tromba de agua que hizo retrasar todas las salidas de los vuelos.

Con nuestra "buena suerte" en cuanto a enlazar un vuelo con otro (recordar el primer día del viaje) 1º día
perdimos la conexión a Valencia por lo que la compañía aérea nos facilitó un hotel en Barajas (pueblo) donde pasamos la noche con un kit de viaje facilitado por el hotel y sin poder cambiarnos de ropa porque nuestras maletas estaban facturadas ya.


Madrid - Valencia (13º día)
A la mañana siguiente después de desayunar deprisa y corriendo, pudimos coger el avión que nos llevaba a Valencia, a casa.


Han sido 13 días inolvidables quedándonos encantados de esa tierra y sus gentes.
Sin duda volveremos pues aún nos ha quedado mucho por ver.