Cuando leer da ganas de comer


Parece mentira pero mientras estas leyendo también puede entrarte ganas de cocinar y comer.
Esto me ha pasado leyendo dos libros:

"Como agua para chocolate" es una novela escrita por Laura Esquivel y publicada en 1986.
Narra la historia de amor imposible entre Tina y Pedro siendo el hilo conductor las recetas típicas mexicanas de la época en que está ambientado el libro (Revolución mexicana de 1910).
Cuando lees el libro te dan ganas de poner en práctica esas recetas, pero es del todo punto imposible pues hay ingredientes que solo puedes encontrar en México.
La adaptación al cine  corrió a cargo del entonces esposo de la autora, Alfonso Aráu en 1992.

video
                                            Receta de la pasión (codornices en pétalos de rosa)


La novela de Joanne Harris, "Chocolat" es otro ejemplo de cómo mientras lees se te puede hacer la boca agua.
Cuenta la historia de una joven y su hija que llegan a una aldea francesa. Vianne abre una tienda de chocolate justo enfrente de la iglesia del pueblo.
El pueblo está escandalizado porque su tienda es una tentación en la época de Cuaresma (tiempo de ayuno y abstinencia) y la miran con recelo pues es madre soltera y además creen que posee algo de magia.
Vianne no solamente tendrá que conseguir que los habitantes del pequeño pueblo prueben sus chocolates, sino que tendrá que lidiar con el párroco que cree que ella y su chocolatería son los símbolos de la tentación y el pecado.

La película (2002) fue interpretada por dos grandes actores: Juliette Binoche y Johnny Deep
video

Y la banda sonora es de Rachel Portman (primera mujer en ganar un Oscar en la categoría de Mejor banda sonora por la película Emma, 1996)