Concatenación de errores


Cuando ocurre un accidente aéreo, los investigadores se ponen en marcha y estudian desde el minuto uno todas las posibles causas de dicho accidente.
Casi siempre, por no decir siempre, no se puede achacar a un simple error dicho suceso.
Suele ser una concatenación de errores que llevan al fatal desenlace.

Con el caso del ébola, en España ha pasado lo mismo. Los fallos han sido los siguientes:
  1. Traer a España un riesgo potencial. Quizá se debería haber puesto todos los medios para tratar a los tres misioneros en el país donde estaban. Más que nada es no resolver un problema creando otro.
  2. La sanidad pública española lleva varios años siendo desmantelada. La dotación de material y personal en muchos hospitales lejos de aumentarse va en caída libre. 
  3. Deficiente formación de los profesionales. No hay cursos de formación continuada para el personal de los hospitales.
  4. Falta de información a la población sobre la enfermedad y su forma de contagio. Deprimente las declaraciones de la Ministra de Sanidad (sin ninguna formación sanitaria ni de gestión)
  5. Falta de seguimiento (algo elemental) del personal en contacto con los tres misioneros infectados. 
  6. Espectáculo en los medios de comunicación 
  7. Oportunidad de la oposición para hacer guerra de guerrillas. Recuerda mucho al "Prestige"
Cuando los investigadores terminan de evaluar las causas del accidente aéreo y exponen su informe se toma nota de ello para que no vuelva a ocurrir una desgracia parecida.

Aquí en España aún está por ver que se investigue, que se haga público el informe de dicha investigación y sobre todo que aprendamos de los errores.